Por Karla Arévalo

Dos horas antes del naufragio del Titanic se ordenó que las mujeres y los niños fueran puestos a salvo. Lo que no se dijo fue que la clase social de los pasajeros sería tomada en cuenta al momento de subir a los botes salvavidas.

El Diario de Hoy obtuvo una base de datos de 1,309 pasajeros que abordaron el Titanic, el 10 de abril de 1912. Con ello, los nombres de los tripulantes, la clase social, la edad, de dónde provenían, si sobrevivieron o no y cuánto pagaron por el boleto en el navío. Lo que el capitán John Smith ordenó: “¡Primero salvarán a las mujeres y a los niños!” se cumplió a medias.

Primera Clase / Segunda Clase / Tercera Clase
Número de pasajeros
Metros cuadrados por pasajeros





¿Salvaron primero a las mujeres y a los niños?

Siete de cada diez sobrevivientes fueron mujeres de primera y segunda clase. De 144 mujeres que viajaban en primera clase sobrevivieron 139. De 106 que viajaban en segunda clase, sobrevivieron 94. De 216 que viajaban en tercera clase sobrevivieron 106. Las mujeres y los niños de tercera clase no fueron prioridad. De 40 niños que murieron, 39 eran de tercera clase.

Elige el tipo de pasajero (mujer, hombre o niño), la clase en la que viajaba (primera, segunda o tercera) y da clic en el botón "ver" para saber cuántos pasajeros de esas características sobrevivieron.
0

Sobrevivientes





Los pasajeros





La sirvienta que viajó en primera clase

Miss Anna Ward era la sirvienta personal de Mrs. Charlotte Cardeza. Ambas viajaban en primera clase y ocupaban una de las suites más lujosas del transatlántico.

Anna intuyó que ser sirvienta sería un obstáculo para subir a uno de los botes salvavidas, por ello colocó sobre su pijama un abrigo de piel y algunas joyas de Mrs. Charlotte, que luego ofrecería a quien le impidiera subir al bote. Anna se hizo pasar como señora de alta sociedad, según documenta la Enciclopedia Titánica; fue rescatada en el tercer bote salvavidas de los 16 que llevaba el Titanic aquella noche. Continuó siendo la sirvienta personal de la señora Charlotte hasta que murió en 1952.


Si el Titanic hubiese esquivado el iceberg aquel 14 de abril, sería recordado como el barco más lujoso de su época. Los 1,309 registros de pasajeros a los que el Diario de Hoy tuvo acceso, incluyen cuánto pagó cada uno por subirse al transatlántico.

Mr. Gustavo Lesurer, Ms. Charlotte Cardeza, Mrs. Thomas Cardeza y Anna Ward no tuvieron problemas en comprar lo que se cree fueron los cuatro boletos más caros del navío: 2,560 dólares en 1912, que equivaldría a más de 61,000 dólares en la actualidad. Los cuatro viajaban en primera clase y sobrevivieron. Los pasajeros no compraron los boletos con dólares sino con libras esterlinas.

Los de primera clase pagaron entre 113 y 512.3 libras esterlinas. Para los de segunda clase, el boleto valía 75 libras. Mientras que la tercera clase compró boletos de entre 3 y 70 libras esterlinas.