10 frases de Monseñor Romero

Aquí una selección de frases que Monseñor Romero dijo durante homilías celebradas entre en 1977 y 1980.

"La persecución es algo necesario en la Iglesia. ¿Saben porqué? Porque la verdad siempre es perseguida"

(Homilía 29 de mayo de 1977).

"La oración es la cumbre del desarrollo humano. El hombre no vale por lo que tiene, sino por lo que es"

(Homilía 24-07- 1977).

"Mi voz desaparecerá, pero mi palabra que es Cristo quedará en los corazones que lo hayan querido acoger"

(Homilía 17-12-78).

"... Les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡cese la represión!"

(Homilía 23-03-80).

“Es inconcebible que se diga a alguien "cristiano" y no tome como Cristo una opción preferencial por los pobres”

(Homilía 9-09-1979).

"Ningún hombre se conoce mientras no se haya encontrado con Dios"

(Homilía 10-02-1980).

"No me consideren juez o enemigo. Soy simplemente el pastor, el hermano, el amigo de este pueblo"

(Homilía 6-01-1980).

"Si no fuera por esta oración y esta reflexión con que trato de mantenerme unido con Dios, no sería yo más que lo que dice San Pablo: Una lata que suena”

(Homilía 2-03-1980).

“Este es el pensamiento fundamental de mi predicación: nada me importa tanto como la vida humana... "

(Homilía 16-03-1980).

"Si me matan resucitare en el pueblo salvadoreño"

(Marzo-1980).